Además de la cocina completa que hay en la planta baja, se dispone de otras dos cocinas auxiliares, para comodidad del huésped, una en el salón multiusos y otra en el salón de la primera planta, todas ellas con su nevera, fregadero y encimera.

Aunque no se trata de una cocina propiamente dicha, la casa tiene un buen paellero en el jardín, al aire libre, para cocinar suculentas paellas o hacer carne a la brasa. El huésped tendrá a su disposición tanto leña como carbón para este paellero.