LA CASA

Se trata de una casa centenaria, construida a principios del siglo XX. Tiene la estructura típica de las casas de la época y de la zona levantina, con un gran portalón preparado para la entrada de carros y tres naves. En la primera está una estancia que llamaremos recibidor, que da a dos habitaciones que tienen ventana a la calle. En la segunda nave está el salón con una gran chimenea y la escalera que daba paso a la cambra, donde servía de almacén para guardar la cosecha y para secado de alimentos. Actualmente esta cambra está habilitada como vivienda. Por último una tercera nave donde además del distribuidor, teníamos la cocina y el acceso a la bodega, actualmente la cocina está reformada, el acceso a la bodega se ha convertido en un baño y hay también un dormitorio que tiene ventana a la terraza.

La planta baja de toda la casa, tiene las originales grandes puertas de mobila vieja y las vigas de madera vistas. 

La casa fué construida por los antepasados de los actuales dueños, y siempre se ha intentado mantener en lo posible la construcción original. El nombre de la casa obedece al apellido de sus primeros propietarios, la familia Estela.