TORMOS

Tormos es un pequeño pueblo de menos de 400 habitantes, ubicado en la comarca de la Marina Alta, al norte de la provincia de Alicante.

El pueblo se encuentra al pié del monte resingles, y junto al valle de la rectoría por el que pasa el río Girona.

Tiene un clima moderado, disfrutando de temperaturas agradables durante casi todo el año.

Por su tamaño tiene los servicios mínimos, como una pequeña tienda de alimentación, el ayuntamiento, un consultorio médico, la farmacia y dos bares-restaurantes, que cubren las necesidades básicas de los vecinos.

Las edificaciones del pueblo rara vez superan las dos alturas, no habiendo ninguna edificación con mas de tres alturas. 

Tormos es un pueblo muy tranquilo, ideal para desconectar del bullicio diario y para disfrutar de la naturaleza.

También el pueblo tiene una urbanización en su parte alta de chalets con pequeñas parcelas, por donde resulta muy agradable pasear, por la vegetación y sobre todo por las vistas.

Si el visitante le gusta el deporte, puede utilizar la pista polideportiva junto a la urbanización, y un poco mas arriba, con unas preciosas vistas, el frontón. En verano se abre la piscina municipal que se encuentra junto al polideportivo.

Al encontrarse en la montaña y junto al valle, puedes disfrutar del senderismo a través de la montaña, salen tres senderos desde el mismo pueblo, como de paseos por el valle y entre naranjos.

El término de Tormos es un término con agua suficiente para poder cultivar citricos y en particular los naranjos, siendo el cultivo que predomina dando un colorido espectacular a la zona todo el año.

Como edificaciones dignas de mención, se encuentran la Iglesia del siglo XVIII, que tiene una espadaña en vez del típico campanario, y la antigua Almazara, que actualmente está dedicada a centro social o casa de cultura.

Por último nombrar la fiestas patronales, en honor de San Luis Beltrán y que se celebran durante la primera semana de septiembre.